La trayectoria del Brigantino

El “Brigantino” nació como restaurante en el año 1985 en el Puerto Deportivo de San José por obra de Francesco y Liana. Después de una década, en el año 1995, la gestión queda a cargo de Luciano y Claudia. Cuatro años mas tarde, en el 1999, el  Brigantino pasa en las manos de quien escribe (Carlo), que a partir del año sucesivo y hasta la fecha lo gestiona junto a su esposa María. En el 2010 el restaurante se traslada desde el Puerto al centro de San José, en la calle Entrada 53.

Por mas de veinticinco años el restaurante ha sido así gestionado por italianos, de manera que mantener el estilo italiano, mas que un principio, siempre ha sido una necesidad, en cuanto la cocina italiana es la que mejor conocemos… En el curso de esta larga trayectoria se han ido ampliando nuestro conocimientos al par que hemos ido experimentando nuevas técnicas, visiones y posibilidades propias del mundo de la gastronomía.

Nuestra cocina actualmente sigue tres principios básicos. El primero es el mantener y aumentar la producción casera y artesanal de los ingredientes primarios de nuestra cocina. El segundo es el dejar libre espacio para la creatividad y las novedades en lo que se re?ere al menú del día y a las sugerencias. El tercero es ir creando una propuesta sugerente de platos vegetarianos.

Los capitanes

Carlo Quaglietti. Carlo viene de una familia de hosteleros. Su padre Giovanni tenía una “Rosticceria-Ristorante” en Spoleto (Umbria), era ademas un aficionado en la “Norcineria”, termino que indica la producción artesanal de embutidos y jamones. Sus tres hermanos también viven en el mundo de la gastronomía: Maurizio gestiona un restaurante en el centro historico de Spoleto, Alberto gestiona un hotel-restaurante en Preci y Piero es cocinero profesional. La formación profesional de Carlo, ademas de venir de los ambientes hosteleros familiares, se ha consolidado en su experiencia bienal en el Restaurante de alta cocina italiana Villa Kellermann en Potsdam-Berlin.

Maria Ridao Belmonte. De las aportación de Maria en el Brigantino destaca su refinado gusto en la decoración del restaurante. Ademas viniendo de la costa almeriense (Carboneras) y siendo conocedora de las calidades del pescado de la zona, ha marcado la introducción de los ricos platos de pescado que el Restaurante ofrece en el menú del día. De sus cursos en panes artesanales viene nuestro delicioso pan integral con semillas.

Fotos